Ir al contenido principal

Ejercicios para entrenar el olfato

Es posible que la primera vez que realices este ejercicio te resulte muy complicado, no obtante con la práctica te irá resultando mucho más fácil hasta el punto de rememorar los aromas con gran facilidad

Nadie conoce la realidad exterior, lo que hacemos es crear una representación de la misma a través de los sentidos que tenemos, y esta puede ser más o menos acertada, más o menos parecida (pero nunca igual) a la representación de otras personas.
En este proceso de percepción se encuentra el olfato, muchas veces olvidado y minusvalorado, pero realmente importante, tanto es así, que sin él la vida sería cruel e insufrible.
La percepción del olor se realiza en el cerebro y, mientras que en otros sentidos como la vista y el oido el recuerdo se produce de manera directa y precisa, en el caso del olfato, al igual que en el gusto y el tacto, la memoria de los mismos está más relacionada con las emociones que producen estos sentidos que con el recuerdo de lo que percibimos a través de ellos. Es decir, la mayor parte de personas cuando huelen algo suelen identificarlo, pero cuando de lo que se trata es de recordar, les resulta más fácil acordarse de si "les gustaba", si "olía bien o mal", que acordarse del olor en sí mismo.
Esto ocurre porque este sentido activa en mayor medida la región cerebral de la memoria episódica, que la memoria semantica. Recordemos que la memoria episódica es donde almacenamos nuestras experiencias pasadas, nuestra vida personal, mientras que la semántica es la memoria del significado y la más parecida a lo que entendemos como memoria a largo plazo.
Sin embargo, es posible entrenar el sentido del olfato para que la percepción de los olores nos evoquen recuerdos más concretos en todos sus aspectos y detalles.
Para ejercitar el olfato
Necesitarás varias sustancias para oler, por ejemplo, un perfume, una copa de vino, una de licor, algún producto detergente, un ambientador, un trozo de queso, una taza de café... lo que se te ocurra.
Cuando tengas estas sustancias preparadas, siéntate y ponte cómodo para empezar a oler. Pon los recipientes donde tengas los productos en línea, con un orden determinado, y empezando por el primero, huélelo durante un rato con los ojos cerrados.
Debes aspirar su olor primero por la boca, con la nariz tapada, para olerlo por vía retronasal, y posteriormente por la nariz, con la boca cerrada. Concéntrate e intenta distinguir los matices que tienen, otros posibles olores escondidos bajo el original o su intensidad.
Muchos perfumes tienen un componente de madera, diversas flores, esencias de vainilla, toques metálicos... Lo mismo pasa con el vino y con los licores.
Una vez olida la primera sustancia, trata de recordarla mentalmente, no sólo su olor, también las sensaciones que te ha producido como el empalago, el picor, lo agradable que tiene o su dulzura. Repite el proceso con todas las demás sustancias y luego retíralas.
Una hora más tarde, siéntate en un lugar cómodo, ventilado y sin olores, cierra los ojos e intenta recordar algún olor sin tener la sustancia en tu nariz, intenta revivir en tu mente con la mayor precisión cada sustancia y luego comparar tu recuerdo con el original, observando los fallos y los aciertos. Para ello, puedes seguir el orden en que los has olido, y luego, hacerlo al azar.
Es posible que la primera vez que realices este ejercicio te resulte muy complicado, no obtante con la práctica te irá resultando mucho más fácil hasta el punto de rememorar los aromas con gran facilidad.
Siempre que estés en un sitio nuevo, trata de buscar los olores presentes e identificarlos. No tienen que ser sitios desconocidos, lo puedes hacer cuando llegues a tu lugar de trabajo, en tu casa cuando acabe la jomada. Haz lo mismo en las cafeterías, los cines, las tiendas y en cada sitio que vayas: una frutería, cuando vayas al mercado, en una pastelería,... aprovecha cualquier circunstancia para ejercitar el olfato y su memoria.  Con el tiempo descubrirás que ejercitando este sentido tendrás una mayor agudeza y sensibilidad para percibir el entorno que te rodea. Intelectualmente, tendrás un cerebro en forma y ejercitado.
Una variante para los más avanzados en el desarrollo del olfato, puede ser realizar el mismo ejercicio, pero con sustancias del mismo tipo. Por ejemplo, puedes elegir seis o siete vinos distintos y ver qué tal lo haces.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Curar la resaca ?

Enviado por: "Dr Clausi" labcla...@curuzu.net
Jue, 5 de Mar, 2009 7:57 pm

Exelente articulo: la parte medicamentosa; cuando uno va a hacer una
trangresion alimentaria, ya sabe que va a comer mucho,lo que se
recomienda es BILETAN ENZIMATICO.

Contiene
1)acido tioctico:digestivo que acelera la degradacion del acetalhdeido ya nombrado por nuestro moderador
2) las mismas enzimas del estomago y del duodeno(donde se absorve el alimento pero concentrada mas de 10 veces,es como si se digiriera 10 veces mas:una media hora antes de comer esta bien. Si se esta por realizar una trangresion etilica(alcohol) lo aconsejable logico es tratar de beber lo mas despacio posible,la droga es llamada BILETAN solamente:contiene acido tioctico que elimina mas rapidamente el acetaldehico(vinagre) que produce resaca aumentando la ADH(hormona para orinar).Tambien media hora antes de beber,y fundamental:comer algo o vulgarmente "hacer una base solida en el estomago"para que la bebida no IMPACTE de l…

Los 3 tipos de aromas que debes conocer para entender de vinos

Existen un centenar de sustancias químicas que percibimos en el vino, pero solo necesitas conocer tres tipos diferentes para entender el vino y disfrutarlo más
El aroma es el olor agradable o fragancia desprendida por el vino y que, a su vez, permite la estimulación del sentido del gusto. Es también lo que nos proporciona una valiosa información sobre muchas de sus características.
Los aromas se generan por multitud de sustancias químicas que se desprenden del vino (volátiles) y penetran en nuestro organismo a través de la nariz o la boca (vía retronasal). Su percepción depende de su concentración y del umbral olfativo (existen centenares de compuestos volátiles pero solo percibimos apenas 100); y su diferenciación dependen de la capacidad memorística y léxica para describirlos, así como de la experiencia.
Las cualidades aromáticas pueden provenir de la propia uva, de la actividad de microorganismos, del tiempo (crianza), de adiciones (madera, oxigenación, encolado, l…

Si elegir un vino se te complica, estos emojis pueden ayudarte

Pero escoger el mejor vino para que coincida con su cena puede ser una experiencia muy abrumadora.
Escoger el mejor vino que coincida con la comida puede ser una experiencia muy abrumadora. La siguiente infografía de Distractify, escrita en un bello y embriagador emoji, está aquí para salvarte. (Nota: Aunque la bandera belga se incluye para el Riesling, el vino se originó en la región del Rin de Alemania).


Fuente: http://www.huffingtonpost.com/entry/emoji-wine-guide_us_55b7f5e5e4b0224d88345dcf?